Poema en cuatro partes

El arte del ideal

Tienes
que pintarte, maquillarte, alisarte y rizarte
porque no eres el ideal

Tienes
que añadirte, seccionarte, recortarte y estirarte
porque no eres el ideal

Tienes
que embutirte, estrujarte, apretarte y menguarte
porque no eres el ideal

Tienes
que criticar, juzgar, mal hablar y envidiar
porque no eres el ideal

No importa
cómo hayas nacido
no eres el ideal

No importa
cómo te sientas
no eres el ideal

No importa
en lo que creas
no eres el ideal

No importa
lo que hagas o digas
no eres el ideal

¿El ideal de quién?

La utilidad del ideal

¿Para
qué sirve
el ideal de quién?

Para
que compres cremas, maquillaje y pestañas postizas
para cambiar tu carita.
¿El ideal de quién?

Para
que te sobren caderas, te falte pecho, sobren arrugas
no reconozcas tu cuerpo.
¿El ideal de quién?

Para
que comas en función de un trozo de tela
y tengas amistades superfluas
¿El ideal de quién?

Para
separarnos, luchar entre nosotras, no vernos
con nuestros ojos y criterio.
¿El ideal de quién?

Si no hubiera un ideal de belleza

Para la mujer.
Cada mujer sería su propio ideal de belleza.

Habría personas sanas.
Habría cuerpos sanos.
Habría mentes sanas.
Habría sentimientos sanos.
Habría sensaciones sanas.
Habría pensamientos sanos.
Habría palabras sanas.

Ninguna mujer sería mejor que
Ninguna mujer sería peor que
La mujer sería.
Cada mujer sería.
Sería ella.
Ella. Tú. Yo. Ser.
Ser libre.
Ser independiente.
¿De qué?
Libre del ideal de belleza
¿De quién?
Independiente del ideal de belleza

¿El ideal de belleza de quién?

¡Qué más da!
¡Qué más da
de quién es
ese ideal de belleza!

No lo necesitas
para ser tú misma.
No lo necesitas
para vivir.
No lo necesitas
para respirar.
No lo necesitas
para existir.

Tu propio sentir.
Tu propio criterio.
Tu propia mirada.
Tu propia sonrisa.
… Tu propia belleza.

Advertisements

2 thoughts on “Poema en cuatro partes

  1. Hola Nuria. Tengo dos minutos y como siempre me quedo asombrada de tu gran espíritu crítico. Todos encorsetados y enladrillados, ¿verdad? Sí, todo lo que no entra en el canon parece que es repudiado, pero también les ocurre a los hombres. Creo que el secreto está en (si es así) sentirte orgullosa de estar fuera. En dar un paso atrás de la línea que marca la uniformidad y sonreír.

  2. Es un poema reivindicativo feminista. No es para mí ni sobre mí, es para todas las mujeres (y hombres) que lo lean y sientan que les dice algo. Es más como un recordatorio de que cada persona es preciosa por sí misma, independientemente de los cánones de belleza de esta sociedad que son totalmente interesados.Es un deseo de poder quitar la venda a las personas para que vean lo preciosa que es la humanidad. Pero a muchas mujeres, principalmente, y a algunos hombres, no les dejan. No deben. No les interesa. Y yo digo que tod@s merecen ver lo bonito que es el mundo en el que vivimos, empezando por un@ mism@,y para ello hay que ver la realidad en la que nos obligan a vivir, que es una sarta de mentiras, una venda que nos oculta nuestra verdadera identidad.:)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s